Buscar en enciclopedia

Santa Mariana de Jesús

Santa Mariana de Jesús, de artista anónimo (s. XVIII).
Colección del Monasterio de El Carmen Alto, Quito.
Mariana de Jesús (Quito, 31 de octubre de 1618 - ibídem, 26 de mayo de 1645), fue una noble y virgen penitente de la época colonial quiteña temparana. Se convirtió en la primera santa ecuatoriana y es considerada heroína nacional desde 1945.


Biografía

Nacida en la ciudad de Quito el 31 de octubre de 1618, era hija del capitán Jerónimo de Paredes Flores y Granobles y la aristócrata Mariana Jaramillo. Huérfana desde los siete años, fue tutelada por su hermana mayor, de nombre Jéronima y su esposo, quienes la criaron como hija suya y comprendieron su inclinación hacia la vida penitente.

Entre sus guías espirituales más célebres se encontraba el padre Hernando de la Cruz. El 6 de noviembre de 1639, y por consejo de sus confesores, se hizo terciaria de San Francisco de Asís, ya que en la Compañía de Jesús no hay tercera orden, como ella tanto hubiera deseado.

Durante una época en que los terremotos asolaban la Presidencia de Quito, un sacerdote de la iglesia de La Compañía ofreció su vida durante el sermón, a lo que Mariana respondió ofreciendo la propia en su lugar. Aquella misma mañana al salir del templo ella manifestó que comenzó a sentirse enferma, hecho que coincidió con el cese de los movimientos telúricos de acuerdo a la crónica de la época.

Durante la convalecencia de la enfermedad que le aquejaba tras el sacrificio ofrecido, parte de los tratamientos médicos consistían en sacarle sangre que la muchacha de servicio echaba en una maceta del huerto, y en la misma nació días después una azucena. Siendo por eso que se la llama "la azucena de Quito", y en la mayor parte de sus representaciones aparece con ésta flor entre sus manos o cerca de ella.

Murió el viernes 26 de mayo de 1645, a la temprana edad de 27 años. Se encontraba acompañada en sus aposentos por tres sacerdotes jesuitas que la habían cuidado durante sus últimos días. Su entierro fue precedido por un inmenso cortejo fúnebre, y a la misa acudieron los más importantes personajes de la ciudad, así como cientos de pobres a los que alguna vez había ayudado.

El proceso de su elevación a los altares inició el 20 de julio de 1694, mediante Cédula Real de Carlos II, fue beatificada el 20 de noviembre de 1853 por el papa Pío IX y posteriormente canonizada el 4 de junio de 1950 por Pío XII.

Santa Mariana de Jesús fue la primera santa ecuatoriana y su festividad se conmemora anualmente el día de su muerte. Sus restos, considerados reliquias sagradas, reposan en un sarcófago de oro bajo el altar mayor de la Iglesia de La Compañia, en Quito.

El 30 de noviembre de 1945, la Asamblea Nacional Constituyente de Ecuador le otorgó el título de Heroína de la Patria. Una escultura con su imagen se encuentra en la fachada posterior de la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano y es, junto a la chilena Teresa de Los Andes, la única latinoamericana en decorar la catedral mayor del catolicismo.

Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización de Héctor López Molina (contacto: hflopez2000@gmail.com)