Buscar en enciclopedia

Manuela Espejo y Aldaz

Figura de cera (imaginada) de Manuela Espejo,
en el Museo Alberto Mena Caamaño de Quito.
Fuente: Efecto Alquimia.
Manuela Espejo y Aldaz (Quito, 20 de diciembre de 1753 - ibídem, 1829), fue una mujer ilustrada de la época colonial quiteña. Hermana de Eugenio Espejo, con quien no solo compartía la pasión por la medicina sino también por los ideales autonomistas, ambos son considerados próceres de la Independencia ecuatoriana.


Biografía

Nacida en Quito el 20 de diciembre de 1753, fue la quinta y última hija del matrimonio conformado por el mestizo Luis Espejo y la criolla Catalina Aldaz, aunque algunas versiones aseguran que su padre era indígena y se apellidaba Chusig.

Bautizada en la iglesia de El Sagrario con los nombres de María Manuela Dominga, fue hermana del célebre médico y filósofo ilustrado Eugenio de la Santa Cruz y Espejo, con quien compartió una severa educación enfocada en las ciencias. Su formación se reforzó gracias al científico Lorenzo Heinster, que le heredó veintiséis volúmenes sobre temas médicos.

Contrajo matrimonio con el jurisconsulto José Mejía Lequerica en la iglesia de El Sagrario, siendo los padrinos del enlace Juan de Dios Morales y su esposa, María Oleas. Pese a la simpatía por el pensamiento ilustrado y los temas y científicos que el matrimonio tenía en común, y probablemente debido a que existía una notable diferencia de edad (Manuela era 22 años mayor), cuando Mejía se trasladó como diputado a las Cortes de Cádiz se olvidó de su esposa y entabló una relación con la joven andaluza Gertrudis Sanalova y Benito, a quien dejó como su heredera universal al morir. Manuela pasó a vivir entonces junto a la familia de Juan de Dios Morales, futuro prócer independentista.

Solía acompañar a su hermano Eugenio en calidad de enfermera durante las visitas médicas que éste realizaba, sirviendo además durante la epidemia de fiebre amarilla que asoló la ciudad en 1785, y cuidando de su hermano Juan Pablo (sacerdote) cuando este enfermó en 1764; por lo que es considerada la precursora de la enfermería en el actual territorio ecuatoriano.

Colaboró en el diario Primicias de la Cultura de Quito bajo el seudónimo de "Erophilia", desde donde defendía a sus hermanos perseguidos por las autoridades españolas y publicaba manifiestos por un mejor trato a la mujer y los más desposeídos. Es por ello que Manuela es considerada la primera mujer periodista ecuatoriana y pionera de los movimientos feministas y sociales en el país.

Como miembro del círculo independentista que se creó alrededor de sus hermanos Eugenio y Juan Pablo, Manuela participaba activamente de las reuniones y servía como correo entre los conspiradores. Asimismo tuvo que defender a sus hermanos cuando fueron perseguidos, pagando abogados y acompañándolos en los encierros.

Manuela Espejo murió en la ciudad de Quito en el año 1829, cuando contaba con 76 años de edad, siendo una de las próceres que alcanzó a ver el sueño de la Independencia convertido en realidad.


Prohibida la reproducción parcial o total sin la autorización de Héctor López Molina (contacto: hflopez2000@gmail.com).